“Enfócate en lo que deseas, y obvia todo lo demás”, nos dice el gran secreto… Es probable que hayas escuchado este consejo muchas veces de diferentes maneras. En la superficie esto suena muy bien, acerca de cómo crear conscientemente tu realidad, pero, cuando vas profundizando un poco más, te das cuenta de que hacer esto resulta dificultoso, hasta tal punto que al final desistes y te quedas con las repeticiones tipo “Loro”, que pueden funcionar muy bien, pero temporalmente, ya que lo que le va a dar fuerza a la materialización de tu objetivo es visualizarlo en tu mente. Esto no se debe a que el consejo en sí sea malo, sino que las circunstancias en las que se prescribe, no son adecuadas.
El secreto de la concentración mental efectiva radica en saber distinguir entre el momento de centrarse en lo que quieres y cuándo no. Existe un método muy simple para concentrarte mentalmente que ayudará a desviar las creencias negativas y poder alinearse con las leyes de la polaridad y de la atracción para poder crear lo que quieras, en lugar de sumar más de lo que no quieres. Antes de examinar este método, recordemos y entendamos en que momentos y como debemos centrarnos en lo que queremos.
Cuando focalizarte en lo que quieres o deseas: Siéntete libre para centrarte mentalmente y directamente en aquello que quieres, siempre que sea algo nuevo, es decir, cuando todavía no tienes un pensamiento negativo existente subconsciente acerca de esa creencia. ¿Cómo lo sabes? Bueno, si tu tienes actualmente lo “contrario” de lo que quieres en tu vida, entonces lo más probable es que tengas una creencia negativa existente en relación con lo que quieres.
El poder de las creencias positivas: Por supuesto, no dudes en focalizarte en lo que quieres cuando tus creencias subconscientes relacionadas sean positivas y, por tanto, en virtud de las leyes de la atracción y la polaridad, te traerá más de lo que quieres. Por ejemplo, si estás en forma y saludable y deseas correr una maratón, puedes centrarte en ti mismo corriendo y completando la maratón; si tienes un negocio exitoso y deseas aumentar las ventas, puedes enfocarte mentalmente en la sensación de aumento de tus ventas; o si eres un ávido viajero y quieres experimentar una gran aventura, mentalmente puedes centrarte en tu próximo destino, visualizando o sintiendo lo emocionante que va a ser. Es una buena manera de centrarte en aquello que quieres conseguir.
Cuando no centrarte en lo que quieres: Es lógico que si tu debes centrarte en lo que quieres cuando tu creencia subyacente es positiva; entonces por lógica no debes centrarte en lo que quieres cuando la creencia subyacente sea negativa. Lo que sucede a menudo es que tendemos a focalizarnos mentalmente y querer las cosas que no tenemos justo en el momento que nos damos cuenta que actualmente tenemos totalmente lo “contrario”, y esto generalmente significa que hay una creencia subconsciente negativa que subyace a nuestra experiencia actual. Una pregunta lógica entonces es, si tu no debes centrarte en lo que quieres, ¿en qué debemos centrarnos?
ATENCIÓN !! Aquí te cuento la técnica.
Focalización mental eficaz – Esta es una muy simple pero potente técnica de enfoque mental que se puede utilizar para desviar una creencia negativa al crear conscientemente tu realidad. Yo la llamo Técnica de Focalización mental eficaz.   El truco es colocar tu enfoque mental en “alguna cosa” que esté relacionada con aquello que quieres, pero no específicamente lo que quieres. En otras palabras, mentalmente te centraras en algo de la que no tengas de antemano una creencia negativa específica pero que para experimentarlo, también debas tener lo que tu realmente deseas. Esto puede sonar complicado, pero en realidad es muy simple.
Piensa en grande y mantente alejado de los detalles. Mientras tu mente subconsciente no tenga una creencia negativa u opuesta existente que contradiga ese subproducto imagen que has creado, esta no va a luchar o “sabotear” tus intentos. Es una manera de proceder muy eficaz y más cuando la imagen subproducto se basa en una creencia positiva existente. El subproducto que tu eliges focalizar debe resonar contigo. Cuanto menos se relacione con tu creencia negativa existente mejor.Aquí te muestro algunos ejemplos: 

  1. Si tienes un problema con la confianza en las relaciones o en tu relación de pareja, en lugar de centrarte específicamente en encontrar una pareja en la que te puedas sentir seguro y confiar ( supongamos que tu creencia es- “ no puedo confiar en nadie, todas mis ralaciones son un fracaso, no encontraré a nadie…”), mejor céntrate en tener una relación amorosa con tu pareja e hijos. Visualizate participando de entretenimientos agradables con tu pareja e hijos, disfrutando de tu familia, divirtiéndote, riéndote y sintiéndote totalmente seguro y en paz. Puedes ir más allá y verte a ti mismo totalmente a gusto realizando tus tareas del día a día y con ganas de ver a tu pareja más tarde cuando llegue a casa.
    La única forma de experimentar esta escena en la realidad es confiando en tu pareja, de esta manera no estás mentalmente centrado en los aspectos específicos de una pareja digna de confianza, ya que esto te causa rechazo por tus creencias limitantes o tus miedos. En su lugar, te estas focalizando en un subproducto, basado en tener una pareja en la que confiar totalmente, sin tener tu mente subconsciente luchando y boicoteando tus intentos.
  2. Si quieres bajar algo de peso, en lugar de focalízarte delgado, elige una actividad física que deseas hacer y mentalmente céntrate en esa actividad y el lugar. Por ejemplo, puedes poner tu atención mental en completar una media maratón. Solo el hecho de entrenarte para poder correr una media maratón, lo más probable es que bajes esos kilillos de más o no deseados, sin que tu enfoque mental se centre en estar más delgado, y tu creencia subconsciente negativa este luchando para que no lo consigas. De esta manera tienes más puntos de ser exitoso, ya que tu mente subconsciente no tiene un juicio o creencia establecida sobre el hecho de correr una media maratón, estará más receptiva y dispuesta a aceptar esta imagen, a pesar de que, es seguramente más difícil de completar con éxito una media maratón que simplemente bajar algunos kilos de más.
  3. Si deseas mejorar tu economía, en lugar de centrarte específicamente en tener más dinero, visualizate compartiendo, con personas, donaciones a diferentes organizaciones benéficas o haciendo regalos costosos a la familia y amigos que ellos realmente quieren. Esta claro que para poder hacer esto, primero debes tener dinero (y probablemente mucho más de lo que tu necesitas para cubrir tus necesidades). Dado que tu enfoque mental específico no está en tener dinero, es poco probable que tu mente subconsciente entre en conflicto, ya que todos queremos el bien a los demás y más aún a nuestras familias!! .

Una Imagen de tu subproducto puede ayudar a cambiar tus creencias negativas: La ley de la polaridad tal y como puedes encontrar explicada en mi blog de articulos, se aplica también a tus creencias. Dentro de cada una de tus creencias negativas, también existe el potencial de tu creencia positiva. La gran noticia es que al colocar constantemente tu enfoque mental en la imagen de un subproducto sin centrarte en ningún aspecto específico de lo que tu realmente deseas, tu mente subconsciente te permitirá más fácilmente y fácilmente la transmutación de una creencia negativa existente en su equivalente positivo. Básicamente, tu mantienes tu mente subconsciente pre-ocupado sobre una imagen de la que no tiene ninguna creencia negativa , mientras que indirectamente transformará esas creencias negativas que no coinciden con la nueva imagen-subproducto positiva.

El tema de tu concentración mental es la clave para determinar lo que atraes y creas en tu vida. Simplemente centraandote en lo que quieres, sin embargo, puedes hacer fracasar tus intentos de crear conscientemente tu realidad, especialmente cuando tienes una creencia negativa que subyace a lo que quieres. La Ley de Atracción y Polaridad pueden trabajar juntas para lograr lo que quieres, pero recuerda; siempre y cuando te centres en algo sobre lo que tienes una creencia negativa, lo más probable es que obtengas más de lo mismo. El secreto de la Focalización mental eficaz cuando estamos trabajando con una creencia negativa, es poner tu foco de atención en algo que es producto de lo que realmente quieres, pero no específicamente lo que quieres. Esto mantiene tu mente subconsciente entretenida en la no lucha hacia tu objetivo y garantiza la creación de tu resultado esperado, mientras que también ayuda a transmutar sus creencias negativas en su equivalente positivo

Para contactar conmigo o reservar tu sesión personal puedes reservar aquí o en el 622112631