Te recomiendo que dediques unos diez o quince minutos cada mañana a una meditación de visualización creativa, al despertarte, y otros quince minutos antes de acostarte ya que en estos momentos es cuando resulta más eficaz, también estaría muy bien si te lo puedes combinar, hacerlo al mediodía. Inicia siempre la meditación con una relajación profunda y prosigue con las afirmaciones o visualizaciones que desees.
Si hablas con 10 personas que meditan seguramente te expliquen 10 enfoques diferentes para la práctica. A mi parecer no hay manera correcta o incorrecta de meditar; lo que te funcione a ti, ese será el camino correcto. Ahora, si que existen técnicas comunes a todos para empezar. Aquí están cinco técnicas para probar, combinar o ajustar a tu gusto. Explora estas técnicas hasta encontrar la técnica que más te resuene.

La meditación de la respiración
Céntrate en tu respiración, esta es la técnica más antigua y más básica de la meditación.
Comienza sentándote cómoda y tranquilamente (sobre un cojín, colchoneta o una silla), siempre con la espalda bien erguida y los hombros relajados.
Luego, cierra los ojos, presiona tu lengua al paladar, cierra la boca y respira por la nariz.
Inhala profundamente dirigiendo el aire a tu abdomen. Al principio siempre puedes poner las manos sobre tu abdomen para notar el subir y bajar de tu respiración abdominal.
Exhala a través de la boca ligeramente abierta ( o por la nariz) hasta que tus pulmones estén vacíos. Concéntrate en tu respiración mientras inhalas y exhalas. Puedes contar las respiraciones si esto ayuda a centrar tu mente y te sientes bien.
El objetivo no es pensar en la respiración, pero puede ayudar a calmar tu mente y simplemente tomar conciencia de ello.
Puedes mantenerte haciendo este ejercicio los quince minutos de la practica.

Meditación Caminar
Caminar es un tipo de meditación que te invita a llevar tu atención sobre el mismo acto de caminar – el movimiento – la conexión continua entre tu cuerpo y la tierra. Concéntrate en tus pies al tocar el suelo; trata de no dejar que tu mente o tus ojos se pierden, mantén el equilibrio, el control, puedes mantener tu atención en el movimiento de cada pie que conecta con el suelo, y mantener tu mirada hacia adelante.
Puedes hacerlo en un parque, en el pasillo de casa, andando hacia la oficina…..

Corazón Chakra meditación
Debido a que el corazón es el centro de la vida y del amor, enfocarse en el serà un enfoque maravilloso para la curación en tu meditación.
Para ponerte en contacto con tu chakra del corazón,, puedes frotar suavemente las palmas de tus manos juntas para calentar y darles energía.
Luego, mueve tu mano derecha hacia el pecho sobre el corazón y colocas tu mano izquierda en la parte superior de la misma. Imagina tu corazón, el centro de tu cuerpo, brillando con una energía radiante, mantente ahí.
Ahora imagina que esta energía sigue irradiando al resto de tu cuerpo y la mente.
Cuando estés listo, envía esa energía a través de las palmas a tus seres queridos o al mundo que te rodea. Incluso puedes hacer el acto físico de dirigir esa energía desde tus manos.

Meditación Mantra
Un mantra es un sonido, una palabra o una frase que se repite lentamente en un ritmo suave, fácil, mientras meditas. Muchas personas se encuentran realmente calmados repitiendo un mantra y tranquilizan la mente teniéndola ocupada. Tu mantra puede tener un significado personal – es decir, algo que refleja tus creencias espirituales, o simplemente puede ser una serie de palabras o sonidos que son reconfortantes para usted.
Aquí te doy algunos ejemplos – “ Que yo sea feliz”, “OM”, “ Aaaaaaahhhh”, “ Que todos los seres se liberen del sufrimiento”, “ Estoy saludable y feliz”, “OM MANI PADME HUM”.

Meditación de la Luz
Túmbate o siéntate cómodamente. Relájate por completo siguiendo una respiración rítmica y tranquila, dejando que tu cuerpo se libere de la tensión. Respira profunda y lentamente. Relájate cada vez más profundamente. Visualiza una luz en tu corazón cálida y resplandeciente. Siéntela expandirse y crecer, difundiéndose desde ti cada vez más lejos hasta que llega a convertirse en un sol dorado que proyecta amorosa energía sobre todas las cosas, las personas y sobre el mundo.
Repítete en silencio y con convicción:
«La luz y el amor divinos fluyen a través de mí y desde mí irradiándose a todo lo que me rodea».
Repítetelo una y otra vez hasta que tengas una fuerte sensación de que realmente es así.

Puede usar otras afirmaciones referentes a tu propio poder, a tu luz o a tu capacidad creativa, tales como:
“Dios se está manifestando a través de mí”, “Estoy lleno de luz divina y de energía creativa”, “ La luz que hay en mi interior está obrando milagros en mi vida aquí y ahora”.
Cualquier frase que tenga para ti un fuerte sentido de evocación positiva te será igualmente útil.

Si quieres contactarme, o necesitas sesiones individuales puedes hacerlo aquí o en el 622112631